Tradicionalmente Batman ha sido uno de los superheroes más queridos, sus comics han sido los más vendidos, sus películas, especialmente la última trilogía fue un éxito y  los actores se pelean por poder interpretar el papel de Batman, pero hemos descubierto que en el interior de Batman existe una maldad sin igual, una maldad trasladada a nuestros tiempos y que afecta a un grupo muy concreto de profesionales: los diseñadores gráficos. Toda la tensión que sufre Batman para capturar a los malvados la ha ido guardando y convirtiéndola en maldad contra los diseñadores gráficos… Puede que suene raro pero vamos a explicarlo, para ello debemos remontarnos a 1994…

1994… El año fatídico para los diseñadores gráficos

En 1994 Microsoft decidió que su sistema operativo por aquel entonces, Windows 3.1, no tenia una apariencia estética muy buena, y es por ello por lo que optó por desarrollar una aplicación que mejorara este aspecto. El nombre de la aplicación publicada en 1995 fue Microsoft Bob y tan sólo simulaba un entorno de un salón de una casa donde cada elemento tenía un función, así pues, si se hacía click en la maquina de escribir se lanzaba un procesador de textos, si se hacia click en la calculadora que estaba encima de la mesa se lanzaba una versión muy precaria de Excel.

Todas las acciones llevadas a cabo eran guiadas por un perro que portaba información sobre las acciones que podían llevar  a cabo, este perro, llamado Rover, fue luego usado en Microsoft Windows XP.  Sin embargo al bueno de Bill Gates algo no le encajaba en esa estética y en vez de pensar que quizás había que dejar ese proyecto ya que Microsoft Windows 95 estaba a punto de salir y ya incluía una interfaz más cuidada, decidió llamar al programador y comentarle su preocupación, le fallaba la estética, la tipografía de los bocadillos de Rover no era lo suficientemente buena. No puedo pensar que todo era raro y que el diseño, incluso del CD que se incluía en los nuevos ordenadores no tenía ningún tipo de sentido… no, tuvo que pensar que lo que fallaba y estaba mal era la tipografía, sólo eso, la tipografía

Sea como fuere Bill Gates llamó a su despacho al diseñador Vincent Connare y le explicó su decepción por haber usado Times New Roman en los bocadillos de Rover…

Vincent Connare, otro que guardaba en su interior una maldad inusual, aceptó el reto de cambiar la tipografía para que todo fuera bonito y funcionara bien (estaba claro que a Microsoft Bob solo le fallaba la tipografía…) y decidió irse a casa, lugar donde solía trabajar, se encerró durante un tiempo indeterminado y volvió al despacho de Bill Gates para enseñarle su gran invento, una tipografía nueva y revolucionaria que haría que todo el mundo adorara Microsoft Bob.

Y así fue como nació la tipografía más odiada por los diseñadores gráficos y la humanidad en general.

Por supuesto había que darle pomposidad al tema y presentar su tipografía explicando con todos los detalles como había surgido la idea, en que se había inspirado y como haría para revolucionar el mundo con su nueva tipografía. Pues bien… El bueno de Vincent como debía de estar muy aburrido en casa decidió leer y leer comics y tanto le debían gustar sobre todo los de Batman, el caballero oscuro, que decidió inspirarse en la tipografía de estos comics para crear la suya. En un alarde de imaginación le puso como nombre COMIC, absoluto alarde de imaginación…

Bill Gates y todo su equipo quedaron completamente impresionados con la tipografía que les habían entregado sin embargo ya no estaban a tiempo para meterla en Microsoft Bob puesto que por plazos ya se estaba compilando y copiando en los CD’s que se incluían con los nuevos

ordenadores, pero tanto les gustó que decidieron hacer un pacto con Vincent por su “gran trabajo”. Comic Sans sería incluida en todos los sistemas operativos, aplicaciones e incluso videojuegos  que creara Microsoft desde 1995 hasta el fin de los días. Así es como la tenemos presentes en todos los productos de Microsoft (incluso en flight simulator… un producto de enseñanza para pilotos con esa tipografía tan seria…)

Este es el origen de la peor tipografía existente, odiada por todos los diseñadores gráficos y por la humanidad en general.

Lo sentimos Batman, tu antes molabas, antes de saber que por tu culpa existe la Comic Sans.

Webmagic