Hay varias épocas durante el año en el que el uso del correo se intensifica, es el caso de las navidades, que ya están próximas. Durante este periodo la gente tiende a felicitar a sus clientes, amigos, personas allegadas… Desde hace ya mucho tiempo el correo electrónico ha sustituido al papel y eso repercute en que las felicitaciones se envíen de manera masiva.

Hasta aquí, todo es correcto pero el uso de sistemas de envío masivo puede hacer que se considere Spam los correos enviados y por ello debemos tener cuidado con las listas negras de correo ya que si no cumplimos determinadas normas la dirección del servidor de correo entrará en listas negras y los correos enviados serán considerados Spam o bien ni tan siquiera serán recibidos por el receptor del correo electrónico.

¿Cómo una dirección es insertada en una lista negra?

Uno de los motivos más habituales es el de los envíos masivos, cuando un contenido poco interesante es mandado a varios usuarios y algunos de ellos marcan como spam el contenido la dirección del remitente es insertada temporalmente en listas negras impidiendo su futura recepción durante un tiempo que es determinado por los creadores de listas negras.

Entre las listas negras más habituales, serias y formales tenemos las siguientes:
SpamCop,Spamhaus y URIBL.

¿Qué sucede cuando ingresamos en una lista negra?

Lo primero que debemos mirar es el motivo, si ha sido por contenido inapropiado, si ha sido un banneo por mandar contenido vírico o por algún otro motivo. En cualquier caso lo primero es solucionar el motivo que ha hecho que  estemos en una lista negra y después solicitar una revisión a la lista negra y en un breve periodo de tiempo nuestra dirección estará fuera de la lista negra.

¿Cómo sabemos que estamos en una lista negra?

Lo que nos hace intuir que estamos en una lista negra es porque nos suelen decir que no reciben nuestros clientes pero de vez en cuando podemos realizar un análisis rápido que nos diga si todo esta correcto.

Para ello lo primero es saber la IP que tiene nuestro servidor de correo electrónico y tras ellos lo que debemos es ingresar en una de estas direcciones, insertar nuestra IP y comprobar el resultado.

http://multirbl.valli.org/lookup/ a través de esta dirección podemos comprobar si estamos en alguna lista negra.

¿Cómo evitar entrar en listas negras?

El primer paso es planificar los envíos de correo que hacemos y por supuesto contar con un contenido que no tenga nada extraño en su interior para que los receptores no lo consideren como Spam.

Además debemos contar con los protocolos de identificación como son:

DomainKeys Identified Mail (DKIM) es un mecanismo de autenticación de correo electrónico que permite a una organización responsabilizarse del envío de un mensaje, de manera que éste pueda ser validado por un destinatario. Dicha organización puede ser una fuente directa del mensaje, como el autor, el servidor encargado de gestionar el correo de ese dominio, o un servidor intermedio situado en el tránsito que recorre dicho correo, como por ejemplo un servicio independiente que provee recursos de correo al servidor que gestiona el dominio principal. La necesidad de este tipo de autenticación surge por la falsificación de contenidos de las que hace uso el spam. Por ejemplo, un mensaje de spam puede falsear el campo «From:» de las cabeceras de un mensaje diciendo que el origen es usuario@ejemplo.com, cuando realmente no proviene de esa dirección, y el único objetivo del spammer es convencer al destinatario de que acepte y lea el mensaje. Como el mensaje no proviene realmente del dominio usuario@ejemplo.com, quejarse a ese dominio no serviría de nada. Además, resulta complicado por parte de los destinatarios el distinguir cuándo deben confiar o no en un determinado dominio, y los administradores de correo tienen que hacerse cargo de quejas de spam que supuestamente se originan desde su dominio, cuando realmente no es así.

SPF (Convenio de Remitentes, del inglés Sender Policy Framework) es una protección contra la falsificación de direcciones en el envío de correo electrónico. Identifica, a través de los registros de nombres de dominio (DNS), a los servidores de correo SMTP autorizados para el transporte de los mensajes. Este convenio busca ayudar para disminuir abusos como el spam y otros males del correo electrónico.

Además del uso de estos protocolos de autenticación está bien poseer un certificado SSL para aumentar su eficiencia, y aunque si bien es cierto que los SSL no está directamente relacionado con el Spam, en la práctica, de manera empírica y sin base teórica mejora los envíos sin ser considerados Spam

Si no sabes si estas incluido en una lista negra, si no sabes si estás usando los protocolos de autenticación de manera correcta o si simplemente quieres saber como poder mandar mensajes de manera efectiva para que no sean considerados Spam no tenéis más que poneros en contacto con nosotros a través de nuestra página de contacto y resolveremos tus dudas.

Webmagic